11.10.2 Orfeón Santiago

252 0
2

Orfeón Santiago, agrupación coral que fue fundada en la provincia oriental de Santiago de Cuba, en noviembre del año 1960, como coro de aficionados por el maestro Electo Silva, quien desde entonces se desempeñó como su director.

A los pocos meses de su existencia en el ámbito musical cubano, se presentaron en el primer encuentro de aficionados realizado por la Revolución cubana: el Festival de Teatro Obrero y Campesino, en el cual obtuvieron el primer premio. En el año 1962, se convirtió en una agrupación profesional.

El repertorio del Orfeón Santiago es muy amplio y variado, el mismo ostenta arreglos musicales en los que predomina una gran cubanía. Incluye obras desde el siglo XV hasta la actualidad, con música de todos los estilos y períodos, tanto música popular como religiosa, y de diversos orígenes como cubana, latinoamericana, caribeña, europea y norteamericana. También se pueden apreciar textos líricos de poetas y trovadores cubanos. Entre ellas se destacan: Alfonsina y el mar, versión para coro de Ariel Ramírez; Iré a Santiago, versos de Federico García Lorca musicalizados por Roberto Valera; Gracias a la vida de Violeta Parra y El Bolero Juramento, de Miguel Matamoros.

Fue nominado para el Premio Nacional de Interpretación en el año 1998. En 1999 efectuaron dos giras a México, en una participaron en el XXVII Festival Internacional Cervantino, donde llevaron a cabo un grato concierto en el templo de La Valenciana y en la otra actuaron en Tijuana con un gran éxito.

En el año 2004, este coro santiaguero viajó a la isla de Martinica, donde realizó su segunda presentación en esa nación, mediante una serie de exitosos conciertos. En sus actuaciones mostró un atractivo programa, conformado por la Misa caribeña, de Silva; la pieza Iré a Santiago; composiciones dedicadas a la chilena Violeta Parra y obras de la autoría de Leo Brower, Roberto Varela y Pablo Milanés.

El Orfeón Santiago, fue merecedor del Premio Cubadisco 2010 en la categoría de Música Coral, por su producción titulada, Por los caminos de la poesía. También se le entregó el Premio de Honor Cubadisco, por conservar durante medio siglo la tradición coral en Cuba.

Por los caminos de la poesía, es el séptimo disco de la agrupación, está compuesto por 21 temas antológicos de la cancionística latinoamericana y cubana. Entre ellos se encuentran: De qué callada manera, Gracias a la vida, Canto a los cafetales, Me gustas cuando callas y Mi Isla.

En el año 2010, con motivo de festejar el 50 aniversario de su creación, el Orfeón Santiago efectuó varias presentaciones e intercambios con otras agrupaciones corales en escenarios de la provincia de Santiago de Cuba. En este cumpleaños le fue entregada la Bandera de la Ciudad Heroica Santiago de Cuba debido a su relevante trayectoria en la cultura cubana.

Actualmente la agrupación está dirigida por la asistente Daria Abreu, quien realiza esta labor desde hace tres años.

Poetas y compositores le han dedicado obras al Orfeón Santiago, entre ellos: Rafaela Chacón Nardi, Roberto Fernández Retamar, Manuel Díaz Martínez, Ariel James y Nicolás Guillén, Roberto Valera y Leo Brouwer.

El coro santiaguero del maestro Silva, cuenta en su haber con más de dos mil presentaciones en los diversos escenarios: centros de enseñanza de todos los niveles, salas de conciertos, sitios públicos, plazas, centros laborales, instituciones culturales y teatros pertenecientes a todas partes del mundo. Han realizado giras internacionales en naciones de América Latina y el Caribe (Granada, Martinica, Barbados y Curazao); los ex países socialistas (Unión Soviética, Bulgaria, Hungría y Polonia); así también como a Francia y España, entre otros.

Fueron convocados para actuar como artistas invitados en la inauguración del Museo Nacional de Bellas Artes en La Habana (Calle Trocadero e/ Zulueta y Monserrate, La Habana Vieja. Ciudad de La Habana).

El trabajo del Orfeón Santiago, desde sus comienzos ha sido elogiado en disímiles ocasiones por la crítica especializada, ubicándolo como uno de los grupos corales más prestigiosos, entre estos criterios podemos mencionar: (Federico Smith, Periódico Hoy, julio de 1965), Por su magnifica afinación, el equilibrio entre sus voces, su control exacto de los matices, la limpieza de sus ataques y su versatilidad en cantar diversos estilos del Orfeón Santiago es un conjunto profesional de primera categoría.

El Orfeón Santiago ha transformado a su ciudad natal en capital del canto coral del país, mediante la fundación del Festival Nacional de Coros de Santiago de Cuba, que actualmente tiene un alcance internacional, del que además es su protagonista principal. Este certamen se realiza cada dos años en esa urbe, en él se reúnen los principales cantores y grupos corales cubanos y foráneos. Esto es uno de los aportes más significativos de esta agrupación a la música cubana.

La EGREM le editó un libro con 30 canciones populares cubanas, las cuales son parte de su repertorio, muchas de estas han sido publicadas en el extranjero. La producción discográfica abarca un total de siete fonogramas, conformada por cuatro discos de larga duración, tres de ellos exponen la canción coral cubana en todo su esplendor y uno que aborda la canción caribeña.

Es una de las agrupaciones corales más expresivas y significativas de la música y la cultura cubana, en general, debido a que ha influido en el movimiento de coros en Cuba. Así también ha custodiado y conservado las raíces de la música cubana, por esta razón se considera una fortaleza en lo que respecta a la identidad nacional cubana.

El Orfeón Santiago ha sido merecedor de numerosos reconocimientos y galardones, entre ellos: Premio de Música Coral con su primer disco compacto La isla de la música, Orfeón Santiago, vol. 5. Premio Cubadisco (1999).