11.2.5 Museo Nacional de la Música.

126 0
cuban_culture

El Museo Nacional de la Música (Cárcel No. 1 e/ Habana y Aguiar, Habana Vieja. Ciudad de la Habana) fue fundado en el año 1971, por la Dirección de Museos y Monumentos del Consejo Nacional de Cultura. Se ubicó en una residencia de principios del Siglo XX. El museo constituye una institución designada al desarrollo histórico de la música cubana. Se creó con el fiel propósito de recuperar los bienes musicales del patrimonio nacional, que hasta entonces se encontraban diseminados. Pero la historia de la música cubana y universal es la razón principal de su creación.

A partir de su fundación y hasta el momento, el Museo de la Música (Cárcel No. 1 e/ Habana y Aguiar, Habana Vieja. Ciudad de la Habana) se ha consagrado a conservar, investigar y difundir los testimonios representativos del acervo musical cubano.

El Museo Nacional de la Música (Cárcel No. 1 e/ Habana y Aguiar, Habana Vieja. Ciudad de la Habana) está conformado por diez salas de exposiciones, cinco salas permanentes y cinco salas transitorias.

Las salas de exposiciones permanentes comprenden los temas: Instrumentos Mecánicos; Instrumentos Afrocubanos; Conjuntos Instrumentales Cubanos; Organología (familias de instrumentos folclóricos de varias áreas del mundo); Ambientación (piezas únicas de gran valor artístico que pertenecieron al músico Hubert de Blanck).

Entre los objetivos y actividades más importantes que ofrece el museo; se encuentran el rescate de bienes culturales de tipo musical, la grabación, edición y fotografía de estos, la investigación referente a los músicos y compositores cubanos. También la formación y divulgación de la música cubana mediante la organización de cursos, seminarios, charlas, conferencias, además de visitas dirigidas.

El Museo Nacional de la Música (Cárcel No. 1 e/ Habana y Aguiar, Habana Vieja. Ciudad de la Habana) exhibe una amplia colección tanto de instrumentos musicales folclóricos; instrumentos raros, como de valiosas partituras de piezas fundamentales de la música cubana entre las que se pueden citar el libreto de la ópera “El Náufrago”, de Eduardo Sánchez de Fuentes; partituras originales de excelentísimos compositores cubanos como Gonzalo Roig, de Alejandro García Caturla y de Amadeo Roldán. También muestra máquinas musicales, obras de arte, cajas de música, viejos fonógrafos, discos metálicos y de pasta.

Todo este caudal de ejemplares con que cuenta el museo, ofrece una vasta información de las transformaciones y desarrollo por las que ha transitado la música cubana, así como sus instrumentos musicales, a lo largo de toda su historia.