11.4.4 José Luis Quintana Fuentes (Changuito)

321 0
default copy

José Luis Quintana Fuentes, más conocido como Changuito, es un importante músico y percusionista cubano; nacido el 18 de enero de 1948 en Casablanca, La Habana. El apodo Changuito se lo debe al pianista, director y compositor Felipe Dulzaides desde 1964. A los ocho años realizó su debut en el famoso cabaret Tropicana (Calle 72 No. 4504, Marianao. Ciudad de la Habana), con la orquesta Habana Jazz.

Fue fundador en el año 1970, junto a Juan Formell, de la orquesta Los Van Van; en la cual permaneció hasta 1992. Junto al director de esta agrupación, desarrolló el ritmo: Songo. En el propio año 1992, su primera grabación en solitario, le abrió las puertas hacia los escenarios del mundo. Después de diez años, Changuito recibió el primer homenaje por ser el tumbador más joven de Cuba en esa época.

José Luis Quintana ha sido profesor de famosos percusionistas como Giovanni Hidalgo, Karl Perazzo (Santana) y Patricio “el chino” Díaz. Se desempeña como Profesor Titular de la Cátedra de Música del Instituto Superior de Arte (ISA) (Calle 120 No. 1110 e/ 9na y 13. Cubanacán. Playa. La Habana) y ostenta la Medalla Alejo Carpentier. Ha impartido conferencias en la Universidad de Puerto Rico, en la Escuela de Música Moderna de Nueva York y en la Universidad de Berklee en Boston.

Changuito es poseedor de una gran profesionalidad y técnica peculiar y magistral en la percusión. Es admirado en el mundo, por prestigiosos músicos.

Este maestro cubano de la precusión, ha sido partícipe de importantes trabajos discográficos, acompañando a otros artistas como Flora Purim, Robert Trunz, Amampondo, Airto Moreira y Chucho Valdés. Entre otras de sus contribuciones encontramos su trabajo con el cantautor Diego El Cigala, en el disco Lágrimas Negras; el cual obtuvo un Grammy Latino en el año 2004.

Su producción discográfica Telegrafía sin hilo, bajo el sello Cacao Música del año 2006, rebusca manifestar la comunicación ancestral entre las tribus por la senda de los tambores; como vínculo religioso y humano de culturas hermanas. Esa fue la idea, según el percusionista cubano, que inspiró todo el proceso creativo. En este disco-libro, también aparece el reportaje biográfico, que sobre el artista consumó, el periodista venezolano Ramón Navarro; indagando en la vida de Changuito para procurar una mirada original sobre su importante contribución profesional a la música.

Entre sus reconocimientos debemos mencionar: Nominación al Grammy con el CD “Ritmo y Candela” (1996); Premio Grammy por su participación en el CD “Habana” (1998); Nominado para Premio Nacional de la Música (1999) y Premio Grammy con el CD “La rumba soy yo” (2001).