11.8.3 Jesús Valdés (Chucho Valdés).

238 0
3

Jesús Valdés, popularmente conocido como Chucho Valdés; nació en octubre del año 1941, en Quivicán, municipio de la provincia Habana. Hijo del pianista, compositor y director de orquesta Bebo Valdés.

Comenzó sus estudios musicales con seis años de edad, en la asignatura solfeo con el profesor Oscar Boufartique. Matriculó en el Conservatorio Municipal de La Habana donde fue alumno de Ángela Quintana, tiempo después de Zenaida Romeu y Rosario Franco; dos profesoras que influyeron notablemente en su formación musical. Valdés culminó sus estudios musicales al graduarse del Instituto Superior de Arte de la Habana.

Chucho se presenta por primera vez como pianista tocando con la orquesta Sabor de Cuba, dirigida por su padre, cuando contaba solo con dieciséis años de edad.

Integró la orquesta que pertenecía al Teatro Musical de La Habana a principios de la década de los años 60. En dicha orquesta trabajó con importantes músicos como Federico Smith, Alberto Alonso y Leo Brouwer. En el año 1967, se incorporó a la Orquesta Cubana de Música Moderna, que fue organizada por Armando Romeu.

En 1970, actuó en un festival que tuvo lugar en Varsovia, tocando en un quinteto que estaba compuesto entre otros por Rivera y Orlando López (Chacaíto). Allí fue animado para que siguiera indagando con las raíces afrocubanas en el jazz, por Dave Brubeck.

Es entonces cuando Chucho retorna a La Habana, y reúne a varios de los más importantes músicos solistas que formaban parte de la Orquesta Cubana de Música Moderna, con el objetivo de fundar su grupo Irakere. Con dicha agrupación Valdés trabaja con el propósito de rescatar las raíces de la música cubana, mezcladas con otros componentes expresivos. Es decir funden elementos del Jazz, la música Clásica y el Rock con la música y rítmica cubana.

Chucho ha realizado numerosas grabaciones ya sea como solista o en conjunto. Con el grupo Crisol de Roy Hargrove grabó Habana; también un sabroso Manisero a cuatro manos interpretado junto a su padre, y un disco de boleros con Omara Portuondo. Dos de sus grabaciones como solista sobresalen, Pianissimo y Lucumí, considerada su obra maestra donde se hace evidente una gran riqueza melódica atada a la tradición afrocubana.

Valdés ha actuado en vivo junto a los mejores músicos latinos de Nueva York. Participó en el año 2000 en la filmación del documental de largometraje Calle 54 del español Fernando Trueba con los más importantes músicos del género.

Entre sus creaciones más conocidas se encuentran: Mercy cha, Niña, Por la libre, Valle Picadura (Danzón), Misa Negra (para piano), Juana 1600, Calzada del Cerro, Las Margaritas y Mambo Influenciado, entre otras.

Contando con 69 años de edad, Chucho ha creado un nuevo grupo llamado los Afro-Cuban Messengers o Los mensajeros afrocubanos. El destacado músico cubano expresó que el nombre de su nuevo grupo es un tributo a los Jazz Messengers. El grupo está conformado por los más talentosos jóvenes músicos cubanos.

Este año 2010, Chucho obtuvo un Grammy por “Juntos para siempre”, en la categoría de mejor álbum de Latin Jazz. Para Valdés este premio es el más significativo de los que ha ganado, debido a que es el primer disco que graba con su padre Bebo. Al recibir la estatuilla, Chucho le dedicó el gramófono dorado a la madre de su padre.

Chucho Valdés es considerado uno de los mejores pianistas del mundo y, por la crítica especializada a nivel mundial, uno de los cuatro mejores jazzistas del planeta. Maestro en la interpretación de todos los géneros musicales, tanto en el Jazz, la música clásica y la música popular bailable cubana.

Ha sido merecedor de diversos premios nacionales: 1998. Premio Nacional de Música – 1998. Orden “Félix Varela” – 1988. Medalla “Alejo Carpentier”.

Su calidad interpretativa ha sido reconocida internacionalmente con el otorgamiento de la condición de Doctor Honoris Causa en Música por la Universidad de Victoria de Canadá, de Berkeley y por la de La Habana. Le fue entregada la Medalla Félix Varela de Cuba, las llaves de las ciudades de San Francisco, Los Ángeles, Madison y Nevilly en Estados Unidos y la de Ponce en Puerto Rico.

Chucho Valdés ha recibido seis premios Grammy: en 1978 con Misa Negra interpretada con el Grupo Irakere; en 1996 con Crisol of Havana , disco coprotagonizado con el trompetista Roy Hargrove y una banda cubano-americana-portorriqueña; en el 2001 por Live at the Vanguard Village, concierto en este legendario Club de New York; en 2002 por el CD Canciones inéditas, producido por la EGREM que obtuvo la categoría del Premio como Mejor Álbum Instrumental Pop; en 2004 por su disco New Conceptions en la categoría Mejor Álbum de Jazz Latino; y en 2010 con Juntos para siempre, en el que sostiene un diálogo pianístico con su padre y maestro Bebo Valdés.