11.8.7 Oscar Valdés (hijo)

349 0
default copy

Oscar Valdés, percusionista y vocalista cubano. Desde su infancia se sintió atraído por la música, ya que integraba una importante familia de músicos, entre los que se localiza su padre Oscar Valdés (percusionista).

Sus inicios musicales fueron en el año 1949 con Fermín, un batalero quien le dio lecciones sobre los toques de los tambores batá, la construcción de los tambores abakuá, los batá y los chekerés. Más tarde aprendió con Guillermo Barreto y Salvador Admiral (padre) y tímpani en el Conservatorio Alejandro García Caturla.

En La Campana, con la orquesta típica de Antúnez, comenzó a suplir cuando faltaba el tumbador o el timbalero. Después pasa a formar parte de la orquesta de la CMQ, dirigida por Roberto Valdés Arnau, esta vez como bongosero y timbalero. Trabajó con Rafael Somavilla, en el Habana Milton; con las orquestas del Hotel Capri (Calle 21 e/ N y O, Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana); la del Cabaret Tropicana (Calle 72 No. 4504, Marianao. La Habana) y además fue baterista de la Banda Gigante de Benny Moré. Laboró asimismo con los directores Gonzalo Roig, Paquito Godino, Carlos Ansa y Enrique González Mantici.

Oscar Valdés formó parte después del año 1959 de la Banda y el Coro del Ejército Rebelde. En el ICAIC, trabajó con Leo Brouwer, con el grupo de Chucho Valdés, y con Manuel Duchesne. En 1967, pasa a integrar la Orquesta Cubana de Música Moderna, dirigida por Armando Romeu y Rafael Somavilla.

Se integra a Irakere en 1972 como cantante y percusionista. Su labor con esta agrupación fue concebir las letras, y las ideas en cuanto al ritmo del grupo: el uso de los batá y la parte folklórica. Se presentó con la orquesta, entre otros, con Herbie Hancock y Chick Corea.

En los años 90, trabajó junto a sus hijos Diego (bajista) y Oscarito (baterista); y en el año 2000 funda un nuevo grupo llamado Diákara, el cual interpreta Jazz. Con esta agrupación se ha presentado en lugares como La Zorra y el Cuervo (Calle 23 No. 155, Vedado, Plaza de la Revolución. La Habana), Jazz Café (1ra y Paseo, Vedado, Plaza de la Revolución. La Habana) y en la UNEAC (Calle 17 e/ F y G, Vedado, Plaza de la Revolución. La Habana). Diákara realiza música instrumental, pero su director inclinó la línea de trabajo que antes hacía con Irakere; es decir, se retoman las raíces folklóricas, pero tratadas de forma más profunda; permitiéndole hacer la música contemporánea con el manejo de los instrumentos afrocubanos, además se suman la guitarra eléctrica, tres metales, piano y bajo.

En ese mismo año 2000, Oscar Valdés realizó una gira por Francia y además impartió una conferencia en una universidad de dicho país. Al año siguiente se presentó en varios países del viejo continente y en Israel, donde trabajó con su agrupación en clubes y festivales y también brindó varios cursos.

Entre sus obras podemos mencionar: La verdad, Lo que arrebata y Luisa.