12.10.14 Feria internacional de la industria discográfica cubana. Cubadisco

223 0
12.10.14Cubadisco.

Cubadisco, es la Feria internacional de la industria discográfica cubana, siendo el suceso más significativo e integrador dentro del marco de la música cubana tiene lugar año tras año en Cuba desde su primera edición en 1997. El Cubadisco es organizado por el Instituto Cubano de la Música (, su propósito primordial es el fomento y la expansión de la música cubana en todos y cada uno de sus géneros musicales. Ciro Benemelis Durán es el Presidente del Comité Organizador del mismo.

Mediante el Cubadisco se rinde homenaje a artistas, cuya labor creadora en el ámbito de la música cubana ha sido relevante, también cada jornada de este evento es ofrecida a un país y a un género musical y se le otorgan Premios a destacadas figuras tanto de la cultura cubana como de la esfera internacional.

Durante este se efectúan diferentes actividades como conferencias especializadas, exposiciones, exhibición de las nuevas producciones discográficas, coloquios y conciertos. Se organiza además una vasta programación musical, a cargo de agrupaciones e intérpretes tanto cubanos como extranjeros, en diversos teatros y salas de concierto ubicados en La Habana. Se llevan a cabo importantes encuentros e intercambios entre coleccionistas y expertos de la industria musical, entre disqueros, editores musicales, fabricantes de instrumentos musicales, diseñadores y directores de revistas especializadas.

Sus antecedentes se remontan a la primera mitad de la década de los años 60, época en que todas las compañías discográficas cubanas se encontraban concentradas y se denominaban Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM) (Calle 3ra No. 1008 e/ 10 y 12, Miramar, Playa. La Habana). La misma tuvo la supremacía de la producción fonográfica de la Isla por cerca de 25 años. En Cuba, se organizan otras casas discográficas en las postrimerías de la década de los 80, entre ellas podemos citar tres sellos discográficos extranjeros (Art Color, Caribe Productions y Magic Music), así también como a los estudios P.M. Record de Pablo Milanés, ARTEX S.A, los estudios Ojalá de Silvio Rodríguez y RTV Comercial.

En el año 1997, surge la Feria Internacional Cubadisco, ya que para esta época se hizo necesario un evento mediante el cual tuviera lugar un intercambio entre productores y ejecutivos de la industria musical, además que instituyera una equidad entre todas las casas discográficas cubanas y extranjeras, todo esto como consecuencia del aumento que había tenido la industria de la música cubana.

El Comité del Premio Cubadisco está integrado por músicos, musicólogos, críticos, directores de programas musicales de radio y televisión, periodistas y directores de revistas especializadas, es decir, por profesionales de alto nivel. El trabajo de selección se realiza con el máximo rigor, el cual se elabora mediante dos etapas. En la primera etapa se escuchan los discos, con el objetivo de escoger los que tienen posibilidades de desfilar a la nominación por categorías. En la segunda etapa, se crean los diferentes tribunales por categorías, los mismos tienen la tarea de elegir los premios en cada categoría.

Desde el año 1998, el Premio Cubadisco se ha convocado en más de 25 categorías en las que se agrupan todos los géneros musicales. El Premio de Honor, quedó establecido a partir del año 2001. Este se concede a personalidades cubanas o extranjeras con una trayectoria inigualable en la colaboración en la creación y fomento musical de gran trascendencia tanto cultural como social.

La primera edición de la Feria Internacional Cubadisco se celebró en el mes de marzo del año 1997, en ella intervinieron casas discográficas cubanas y extranjeras. La casa discográfica cubana Cosmopolitan Caribean Music y su sello Magic Music mostraron su proyecto llamado La isla de la música, y citaron a una competencia para el establecimiento de un nuevo record Guinnes con El Son más largo del mundo. Muchos intérpretes y agrupaciones musicales cubanas fueron insertados en este proyecto. Más de mil músicos cubanos protagonizaron el son más largo del mundo.

En esta edición quedó establecido como insignia superior del certamen el Fonógrafo de Ebano y se otorgó por primera vez a las compañías asistentes en diferentes categorías competitivas, el Premio.

La II Feria Internacional del Disco en Cuba se efectuó en la segunda quincena del mes de abril, reunió alrededor de 40 compañías discográficas de Cuba, Europa y otros países caribeños. Esta fue dedicada a un notable compositor de la música clásica: Harold Gramatges; y a otros tres artistas representantes del Son: Francisco Repilado Muñoz (Compay Segundo), Rubén González (pianista) y Adalberto Álvarez.

En el año 2000, la Feria se llevó a cabo en mayo. Esta IV edición fue dedicada a la Rumba y se le rindió homenaje a Tata Güines (aniversario 70 de su natalicio), María Teresa Linares (aniversario 80 de su natalicio); Chano Pozo (aniversario 85 de su natalicio), Omara Portuondo (aniversario 70 de natalicio) y Lázaro Ross (aniversario 75 de su natalicio). Se presentaron en la misma más de 180 títulos de música cubana, además de agrupaciones provenientes de República Dominicana, país al que estuvo dedicada la Feria.

En el 2001, el Cubadisco rindió homenaje a la Trova y a la música brasileña.

La edición número VI, tuvo lugar en mayo del 2002. Esta fue dedicada a México y al Aniversario 40 de la Fundación de la Escuela Nacional de Arte. En ella fueron homenajeados varias figuras de la música cubana como: César Portillo de la Luz (por su 80 Cumpleaños), Manuel Duchesne Cuzán (por su 70 cumpleaños), Juan Formell (por su 60 cumpleaños), Guillermo Rubalcaba (por su 75 cumpleaños y el 40 aniversario de fundada su orquesta) y Compay Segundo (por su 95 cumpleaños).

En el 2003, año en que se celebró la VII edición en el mes de mayo, el país invitado de honor fue Alemania. Este Cubadisco estuvo dedicado a la industria de la música. En él fueron agasajados Carlos Varela, Sergio Vitier, Manolito Simonet y su Trabuco, Adalberto Álvarez, Schola Cantorum Coralina, Harold Gramatges, Calixto Álvarez, Edesio Alejandro y Roberto Valera.

La VIII jornada en el 2004, fue ofrendada al Caribe. Mediante la misma se homenajeó a: Frank Fernández, Pancho Amat, Leo Brouwer, Eduardo Rosillo, José María Vitier, Irakere, Radio Progreso (Calzada de Infanta No. 105, Vedado, Plaza de la Revolución. La Habana) y EGREM (Calle 3ra No. 1008 e/ 10 y 12, Miramar, Playa. La Habana).

En al IX Feria realizada en el 2005 el país invitado de honor fue Japón. La cual nos posibilitó adentrarnos un poco más en las tradiciones de la cultura musical japonesa. En el 2006 la jornada X estuvo consagrada a la música y la danza. Dos discos fueron los merecedores del Gran Premio: Cancionero Cubano, del sello discográfico EGREM de Chucho Valdés y Goza Pepilllo, producido por el sello discográfico Bis Music de Interactivo.

En el 2007, edición XI del Cubadisco tuvo como país invitado de honor a Venezuela, estuvo ofrendada a la música y el cine. El Premio de Honor Cubadisco fue otorgado a los hermanos Vitier (Sergio y José María), a los que se les rindió homenaje mediante un concierto; así también fue meritorio de este galardón Andy Montañéz, cantautor puertorriqueño.

La XII jornada de la Feria Internacional Cubadisco se dedicó a la música africana y a la poesía. Durante la misma varias agrupaciones cubanas ejecutaron la Rumba más larga del mundo, cada una de las provincias cubanas organizó un día de Rumba, que tuvo su comienzo en la provincia de Guantánamo y culminó en La Habana.

En mayo del 2009, tuvo lugar la edición XIII en la que Puerto Rico constituyó el país invitado de honor. Se homenajearon a varios compositores puertorriqueños como: Pedro Flores, Rafael Hernández, Bobby Capó, Daniel Santos y Tité Curét Alonso. El tema del evento fue La Música y los Niños.

La edición más reciente de este suceso, es el número XIV y se llevó a cabo el pasado año 2010 cuyo tema fue: La música campesina. Se rindieron homenajes a: Pancho Amat, Efraín Amador, Tomasita Quiala, Barbarito Diez y Miguel Ojeda.

El Cubadisco o también conocido como la fiesta de la industria musical cubana posee una gran relevancia para el desarrollo de la música cubana, el mismo nos brinda la oportunidad de valorar la música de los distintos países que intervienen, así como de intercambiar experiencias y propuestas con productores, músicos y expertos. En él podemos observar el trabajo en vivo que realizan compañías de espectáculos del más alto nivel. Los principales logros de la Fonografía Cubana, encuentran en este certamen un lugar para ser presentadas.