13.20.11 Roly Berrío

313 0
rolly

Roly Berrío, destacado trovador cubano; nació en Santa Clara, en la central provincia de Villa Clara. Su ciudad natal comenzó a conocerlo como trovador a principios de los años noventa en las exquisitas descargas que montaba en parques y otros sitios, donde para la gente, era inevitable detenerse a escuchar los profundos textos del cantautor.

Por aquella época tuvo la oportunidad de compartir algunos momentos en las populares peñas que presidían entonces Julio Fowler, Carlos Trova Gutiérrez y Amaury Gutiérrez, de este último aprendió mucho sobre proyección escénica y sobre cómo acomodar su voz a sus posibilidades vocales junto a las cuerdas de su guitarra.

Mientras cursaba estudios en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela de Villa Clara, nació la idea de formar una pequeña agrupación con sus condiscípulos Raúl Cabrera y Levis Aliaga. La idea no tardó en materializarse y el 14 de febrero de 1992 surgió el trío Enserie, que dada la capacidad autoral de sus tres integrantes, lanzaba en cada presentación una novedosa propuesta que lo convirtió rápidamente en una suerte de fenómeno artístico.

Unos años más tarde Roly Berrío decide continuar en solitario y los textos de sus composiciones son cada vez más originales y reflexivas y en las que sus inquietudes musicales se reflejan con gran madurez en cualquiera de los géneros en los que incursiona, con muy bien pensabas armonías que van desde el Son, la Guaracha y otros que muchas veces matiza genialmente con elementos afro sin perder la auténtica cubanía que lo caracteriza. Es que Roly ha tenido presentes en su obra como sus referencias más notables a los brillantes Miguel Matamoros, Ñico Saquito, Pedro Luis Ferrer y al Guayabero.

Temas como Corazón de fantasma, De mirar, ¿Toca morir?, Olor y En el agujero de un sombrero verde, son solo algunas de las muchas composiciones en las que el trovador pone a reflexionar a través de la poesía más romántica sobre el amor como parte de la existencia misma del hombre, mientras que en otros como Cupido tacaño, Y si tú me das un beso, Habichuela y Yerba para el dragón, revitaliza de manera muy genuina esa especie de trova bufa que tanto divierte y en la que pone igual empeño lírico.

Sus pocas presentaciones fuera de su provincia han sido acogidas por el público con gran asombro y satisfacción, pues a pesar de la calidad de su propuesta musical es casi un desconocido. Se ha presentado en algunos espacios de “A Guitarra Limpia” y fue invitado en una ocasión, como parte del ciclo denominado Verdadero complot al Centro Hispanoamericano de Cultura en el que su participación fue muy aplaudida.

Increíblemente a pesar del gran poder comunicativo de su sólida creación y de la espectacularidad de sus interpretaciones, Roly Berrío no ha tenido la suerte de darse a conocer mucho más allá de las fronteras de su natal Santa Clara. Su obra no aparece en programas radiales ni de televisión, pero el público que lo sigue a cada una de sus presentaciones ya sea en conciertos o en descargas populares, reconoce en este trovador a uno de los más importantes creadores de la canción cubana contemporánea.