13.6.2 Festival de Música Antigua Esteban Salas

221 0
cuban_culture

El Festival de Música Antigua Esteban Salas fue celebrado por primera vez en el año 2000. El Conjunto de Música Antigua Ars Longa, es el anfitrión de este evento. Sus sedes, en las que desfilan numerosas agrupaciones e instrumentistas, se ubican en el Centro Histórico de La Habana Vieja. En cada una de sus ediciones, se efectúa un recital dedicado a la obra de Esteban Salas. Se efectúan clases magistrales que abordan el manejo de instrumentos y voces antiguas.

En el marco del II Festival Internacional de música antigua Esteban Salas, el Conjunto francés de música antigua Le Poème Harmonique, efectuó un concierto único donde interpretó un programa integrado por música francesa de los compositores Michel Richard de Lalande y Marc Antoine Charpentier. Además se dio cita Linda Perillo (soprano canadiense), Kathleen McIntosh (clavecinista estadounidense); y las formaciones cubanas Vocale Sine Nomine y Solistas de La Habana, entre otros.

El Conjunto de Música Antigua Ars Longa, llevó a cabo la apertura de la tercera edición de este festival de música antigua, con el concierto De la música italiana en el antico e nuovo mondo. Los madrigales compuestos por el príncipe Carlo Gesualdo y los cantos a la caridad divina compuestos por Doménico Zípoli, durante su estancia en la América Hispana, fueron interpretados por primera vez en la Isla. En esta edición se realizaron talleres de instrumentos de viento, clavecín, viola de gamba, guitarra barroca, y otros.

El IV Festival de Música Antigua Esteban Salas, rindió homenaje al 400 aniversario del estreno de L’Orfeo, de Claudio Monteverdi, la cual fue una de las primeras obras del género vocal instrumental drama per música (ópera). La inauguración se realizó en el Hemiciclo del Palacio de Gobierno, mediante el estreno en la Isla por parte de Ars Longa, de la comedia madrigalesca italiana ¡Festino!, de Adriano Banchieri.

Durante sus jornadas, se llevaron a cabo dieciséis conciertos que exhibieron un programa conformado por piezas del arte lírico, de antiguas danzas y canciones medievales, así como virtuosas obras instrumentales. Participaron en el mismo, agrupaciones foráneas de naciones como España, Colombia, Bélgica. Entre los espacios que tuvo el festival en esta edición se encuentra la Iglesia de Paula (Ave. Del Puerto y San Ignacio, Habana Vieja. La Habana), el Convento de San Francisco de Asís (Oficios e/ Amargura y Churruca, La Habana Vieja. La Habana), el Oratorio de San Felipe Neri (Aguiar esq. a Obra Pía, La Habana Vieja. La Habana) y la Plaza de Armas, entre otros.

También se brindaron tres conferencias magistrales en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, de los profesores Piotr Nawrot, Maria Antonia Virgili y Francois Dolmetsch. Asimismo se presentó el CD Decir lo que el alma siente, del proyecto Infantil Pequeñas Huellas y un libro de la musicóloga Miriam Escudero.

La VI edición de este evento de la música cubana fue consagrada a la inauguración del órgano de la Iglesia de San Francisco de Paula (Ave. Del Puerto y San Ignacio, Habana Vieja. La Habana), ya que es el único de su tipo que se ha mantenido hasta la actualidad en su inicial instalación. En este acontecieron recitales desplegados por destacados organistas, entre ellos Juan María Pedrero Encabo (España), Stefan Baier (Alemania) y Francis Vidil (Francia). Asimismo dejaron su huella musical el Ensemble Vocal Luna y el Coro de Cámara Voz Tempo.

La siguiente emisión del festival estuvo consagrada al aniversario número 250 de la muerte del relevante compositor Georg Friedrich Händel. Las sedes del VII Festival de Música Antigua Esteban Salas, brillaron con la intervención de agrupaciones, intérpretes, solistas y directores de orquestas. Entre ellos, solo por citar algunos, podemos hacer referencia a Niurka González, Bárbara Llanes, la orquesta de cámara Música Eterna, Guido López Gavilán y el Coro Nacional de Cuba. Se sucedieron cursos de interpretación de repertorios antiguos ofrecidos por la profesora Pascale Boquet, así como un taller sobre construcción de instrumentos antiguos de cuerda pulsada, impartido por Didier Jarny.

La edición VIII, correspondiente al año 2010, tuvo como sede la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís. La misma se llevó a cabo durante todo el mes de febrero. A cargo de músicos de Ars Longa y del profesor francés François Joubert-Caillet, quien ofreció un concierto de viola da gamba, estuvo la inauguración del festival. Durante sus jornadas, dicho maestro impartió un curso de viola da gamba; y además en la clausura se realizó la interpretación de una versión histórica de El Mesías, de Georg Friedrich Händel, por primera vez en Cuba. Entre los participantes, también figuraron alumnos del Conservatorio Amadeo Roldán (Rastro No. 1 y Espada. Centro Habana. La Habana), la Camerata Vocale Sine Nomine, los instrumentistas Abraham Castillo y Frank Ernesto Fernández, la Orquesta Sinfónica del ISA, entre muchos otros.