2.5 Pedro de Catilla. Primer director de escena

211 0
3

Pedro de Castilla, cuyos datos son en la actualidad desconocidos, fue un vecino de la villa de San Cristóbal de La Habana. Es el primer autor de la europea que trabajó en La Habana.

Su nombre aparece en las Actas Capitulares del Cabildo habanero del Siglo XVI. En las mismas fue plasmado que Pedro de Castilla rigió la vida teatral cubana durante un período de seis años. Dicho lapso de tiempo comenzó el 28 de abril del año 1570, fecha en la que este realizó en La Habana una danza para la fiesta del Corpus. Por dicho trabajo fue pagado con 132 reales, es decir una docena de ducados.

Pedro de Castilla, según consta llevó a cabo la dirección de otras representaciones en Cuba hacia el 10 de abril de 1573 y el 25 de mayo de 1576, ambas para la celebración del Corpus Christi.

En las Actas Capitulares de su infatigable labor, organizando nuevos Corpus. En ellos utilizó escenografía y vestuario, maquinaria teatral e invenciones de tramoya, de gran notoriedad en los autos sacramentales debido a su espíritu religioso.

Utilizó en sus representaciones los trabajos de artesanos, sastres, zapateros, herreros, carpinteros y calafateadores, con el propósito de que montaran sus juegos, conocidos como invenciones. Asimismo figura la orden para que los negros libres fueran sus ayudantes en todos los preparativos.

Pedro Castilla realizó una intensa labor dentro del ámbito teatral cubano del Siglo XVI, contribuyendo en gran medida, a través de sus aportes a la escena, con la evolución y desarrollo del mismo. Es considerado el primer director de escena que ha tenido el teatro cubano, cuyo nombre ha llegado a nuestros días.