3.8.3 La labor periodística de José Martí en Nueva York (1880-1892)

223 0
3.8.3

La etapa más prolífera de la labor de José Martí como periodista fue en Nueva York, a donde llegó en 1880. Aquí colaboró en la revista de arte “The Hour” y en el periódico “The Sun”, poniendo de manifiesto su dominio sobre variados temas artísticos y literarios. En 1881, después de una breve estancia en Venezuela, donde editó la “Revista Venezolana”, regresó al país norteño, como corresponsal del diario “La Opinión Nacional”.
En 1889, Martí se entregó a una empresa que le brindó especial satisfacción, escribir para la revista infantil “La Edad de Oro”. Con una frecuencia mensual, la revista vivió solamente entre los meses de julio y octubre, los escritos del Maestro tienen un alto contenido anticolonialista, antiimperialista y americanista, tratando de inculcarle a los más pequeños el amor por la patria grande que es la América toda, así como los sentimientos de justicia, honestidad y valor a las cosas que conforman su entorno. Entre estas historias se encuentran “La Muñeca Negra”, “Los tres Héroes”, “La Ilíada de Homero”, “La historia del hombre contada por sus casas”, “Los Zapaticos de Rosa”, y otros más.
El 14 de marzo de 1892, nació el periódico “Patria”, voz de la emigración cubana y puertorriqueña en los Estados Unidos, para informar sobre los preparativos de la gesta independentista que se estaba organizando, así como medio de propaganda ideológica para unir a la causa a la mayor cantidad de hombres posibles.
El periodismo martiano deviene en un nuevo género: la crónica modernista. Con un estilo propio, sus artículos están escritos en forma de cartas, brinda cada vez que escribe una clase magistral de lo que debe ser un periodista honesto, consecuente con sus ideas y con la época que le tocó vivir: “La prensa no puede ser, en estos tiempos de creación, mero vehículo de noticias, ni mera sierva de intereses, ni mero desahogo de la exuberante y hojosa imaginación. La prensa es Vinci y Ángelo, creadora del nuevo templo magno e invisible, del que es el hombre puro y trabajador el bravo sacerdote. Aquí hierven, junto con los modernos problemas humanos, los problemas concretos de América, y ambiciones que alarman y grandezas reales que deslumbran. ¿Qué mucho que, movida del ansia de cumplir estos grandes deberes, la pluma, a riesgo de parecer cansada, se abandone a considerarlos?”.
Dentro de los escritos periodísticos elaborados por Martí, cobran especial significado los titulados “Vindicación de Cuba”, carta abierta escrita en 1889 que envía al periódico The Evening Post, en respuesta al artículo que publicó The Manufacturer, periódico de Filadelfia, atacando en forma hiriente a los cubanos, con motivo del debate acerca de la adquisición de la isla por Estados Unidos, y el ensayo “Nuestra América”, que salió publicado en el periódico mexicano “El Partido Liberal”, en enero de 1891, donde defiende el derecho de los cubanos y los latinoamericanos a luchar por su independencia. Esta fue una de sus últimas colaboraciones, antes de dedicarse por completo, desde mediados de ese año, a la última fase de sus trabajos revolucionarios.