4.1.1.15.6 La obra ensayística y los estudios literarios de Eugenio Florit (1903 – 1999)

261 0
4.1.1.15.6

Eugenio Florit desplegó además desde temprano una trayectoria de ensayo y estudios literarios que incluyó poetas del ámbito nacional y del contexto hispánico, en su estudio de 1930 “Sobre la lírica española del siglo XX”, expresa no solo la ascendencia de esta sobre el cultivo de la poesía en América sino también el flujo que se dio desde América a Europa, con el carácter renovador de Rubén Darío.

Dentro la poesía española se interesó por la poética de Juan Ramón Jiménez, con quien entablara una entrañable amistad. Publica “La poesía de Juan Ramón Jiménez”, en 1957, un año antes de la muerte del poeta español. En este texto realiza un recorrido histórico y temático por la poética de este autor y sus raíces en la lírica hispana.

Sobre Antonio Machado pronunciaría una conferencia en el Lyceum, la cual fue recogida después en la revista homónima, en el año 1939. En esta aprovecha para plantear su tesis de la poesía popular, como aquella que no era para las élites, pero tampoco en el sentido de populacho, de disminución de la altura lírica, en lo cual estaba implícita la tesis de que un pueblo era capaz de recepcionar el arte, de apreciar la belleza, sin necesidad de simplificaciones.

Afirmó en este texto: “la literatura, la poesía no deben tener un deliberado propósito popular (…). A mi entender, lo lírico está en su buen camino cuando no trata de convertirse en instrumento de combate a favor de una determinada doctrina social”

En el momento de la conferencia España se encontraba bajo los efectos de la Guerra Civil y Florit se duele de la situación del pueblo, expresando a la vez admiración por Antonio Machado y su modo alto de llegar al gran público, no porque se lo propusiera sino por sus propias raíces natales, la auténtica vibración colectiva de su lírica.

Cuba y los cubanos constituyeron tema frecuente de sus alocuciones y textos ensayísticos; en “Sobre Cuba”, de 1933, indaga en las raíces coloniales de la nación y se refiere al tutelaje ejercido por los Estados Unidos, si bien no logra penetrar su raíz de dominación imperialista. El texto trasluce la interpretación de que el destino de la nación estaba a punto de variar, sin embargo el ímpetu revolucionario de esta etapa fue frustrado con las mismas maniobras politiqueras de antaño.

Se interesó por la poesía de Regino Pedroso, Nicolás Guillén y otros poetas cubanos, entre otros, a José Martí le rindió un culto especial, patente en estas palabras que le dedicara en el año de su centenario en la revista “Orígenes”: “Desde la madrugada de su carta hasta el último de sus versos, viaja Martí ese ir y venir de tierra a cielo y vuelta y regreso arriba y abajo. Lanzadera que teje alas y raíces con sus yugos y estrellas. Pocos poetas, como él, para hundirnos de cabeza, para echarnos de pronto, para empujarnos y izas! en el mar de la maravilla.”

Florit publicó textos en disímiles revistas y periódicos, entre los cuales cabe citar: Social, Revista de Avance, Lyceum, Revista Cubana, Orígenes, La Gaceta Literaria (Madrid), Revista Hispánica Moderna (Nueva York), entre otras. También se dedicó al estudio de la literatura norteamericana, en este sentido realizó la traducción de la “Antología de la poesía norteamericana contemporánea”.
4.1.1.16 Vida poética de Dulce María Loynaz (1903 -1997)