4.3.2 Fiestas Patronales en el teatro cubano del Siglo XVII

287 0
2

En el ámbito del teatro cubano del Siglo XVII tuvieron lugar las Fiestas Patronales o Fiestas Mayores, como también se les conocen; festividad religiosa cuyos orígenes son hispanos. En Cuba fue una celebración que gozó de gran popularidad hasta el Siglo XIX. Emergen derivadas de la fundación de las primeras villas, impuestas por la política evangelizadora de la Iglesia Católica.

En un comienzo las Fiestas Mayores poseían un carácter ritual, el cual como resultado de los elementos laicos que fueron incorporados por el pueblo, poco a poco se desvaneció. Otros elementos de la misma fueron adquiriendo formas nacionales.

Eran dedicadas y realizadas en honor a San Juan Bautista; a Nuestra Señora de la Candelaria; a Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, la Patrona de Cuba; y a San José, entre otras. Estas constituían las celebraciones más importantes dentro de todas las que se realizaban en el archipiélago cubano.

Las Fiestas Patronales, las cuales estuvieron vinculadas con la celebración de festividades no carnavalescas, siempre advertían una procesión seguida de una fiesta, verbena, guateque o feria, en dependencia de la celebración. Durante sus jornadas se llevaban a cabo desfiles, torneos de la antigua caballería, fuegos artificiales, paseos, corridas de toros, juegos de sortijas, máscaras, comedias, congas y comparsas.

Las Fiestas Patronales o Fiestas Mayores constituyen en la actualidad las festividades más numerosas del archipiélago cubano.