8.5.7 Jorge Anckermann

202 0
8.5.7 Compositor cubano Jorge Anckermann

Jorge Anckermann, pianista, compositor y director de orquesta cubano; nació el 22 de marzo del año 1877. Cuando contaba 8 años de edad, emprendió sus estudios musicales con su padre Carlos Anckermann.

En 1892, viajó a México, desempeñándose como director musical en la compañía de bufos de Narciso López, durante la misma visitó varios estados mexicanos y la llevó hasta California. Vivió algunos años en Ciudad México, en busca de mayores horizontes, donde trabajó en la enseñanza musical y contribuyó a difundir el Danzón.

Dirigió una pequeña orquesta con la que se animaban las películas silentes en los cines de la capital cubana.

Tiempo después, en 1899, le dan la oportunidad para que le ponga música a la revista Toros y gallos, en el Teatro Lara, con este trabajo alcanzó un importante éxito, y dió a conocer, su inmoral guajira El arroyo que murmura.

Tras renunciar el afamado director Manuel Mauri del Alhambra, Jorge fue llamado para ocupar su cargo, labor que inició en 1911 y tuvo su fin cuando las paredes y techos del teatro se desplomaron en febrero de 1935.

Componía la música para las grandes obras que se estrenaban, las pequeñas partituras de cinco o seis números musicales de las revistas que estrenaban cada viernes. Además los llamados Conciertos Típicos cubanos, fueron idea de Anckermann, los cuales se ofrecían cuatro o cinco veces al año. En ellos estuvieron presentes en el escenario figuras como Rita Montaner y Alejandro García Caturla.

Escribió numerosas partituras de zarzuelas, revistas, “juguetes cómicos”, así como canciones, criollas y boleros. Es considerado el creador del género llamado “guajira”.

Estrenó numerosas obras de su autoría como “La Casita Criolla” y “La Isla de las Cotorras”, en el popular Teatro Alhambra. El arroyo que murmura, El quitrín, Flor de Yumurí, Un bolero en la noche y Oye mi clave; se encuentran entre sus composiciones más conocidas.

Anckermann fue calificado como uno de los compositores cubanos más prolíficos de todos los tiempos. Rodrigo Prats se refirió a la música de Jorge Anckermann, de la siguiente manera: La música de Anckermann fue siempre inspirada, fresca, joven. Su obra póstuma, la canción bolero Bésame, bésame, así lo acredita. El más fecundo y más cubano.

Jorge Anckermann, falleció en La Habana el 3 de febrero del año 1941.