9.4.2 Alejandro García Caturla.

307 0
3

Alejandro García Caturla, músico y abogado, nace en Las Villas, Cuba en el año 1906. Su educación musical transcurre primero en su ciudad natal, Remedios. Allí sus estudios musicales estuvieron bajo la tutela de Fernando Estrems y posteriormente con María Montalván y Carmen Valdés. En 1922, se traslada a La Habana para ingresar a la Universidad (Ave. Universidad e/ G y Ronda) y recibe clases del profesor español Pedro Sanjuán en las asignaturas de armonía, contrapunto y fuga.

Motivado por las corrientes renovadoras de la música del Siglo XX y por sus posiciones estéticas, se queda unos meses en París en 1928, donde estudia con Nadia Boulanger. Este viaje fue resultado de su relación con Alejo Carpentier y otros miembros del Grupo Minorista.

En 1929 Caturla salió nuevamente a Europa junto a Eduardo Sánchez de Fuentes para participar en los Festivales Sinfónicos Iberoamericanos de la Exposición Internacional de Barcelona, en el que se interpretó “Tres Danzas Cubanas” para Orquesta Sinfónica. Representando a nuestro país en el ámbito internacional.

En 1932 funda la Sociedad de Conciertos de Caibarién, siendo director de dicha orquesta. En 1938 ganó el primer premio con “Obertura Cubana”, en el Concurso Nacional de Música convocado en 1937 por la Dirección de Cultura de la Secretaría de Educación y Mención Honorífica por “Suite para Orquesta”.Como violinista, ocupó atriles de segundo violín y viola en la Orquesta Sinfónica de La Habana y la Filarmónica. Como pianista se inició tocando en una jazz band de la que fue director haciendo algunas presentaciones personales, además tocaba saxofón, clarinete y percusión. Su voz de barítono se escuchó en algunos conciertos organizados por Anckermann y Lecuona.

Alejandro García Caturla siendo educado en el ambiente cultural cubano, forma parte del mismo. Crea un estilo propio, fundiendo elementos importantes de la música popular cubana, tanto la afrocubana como la guajira, con elementos del lenguaje musical vanguardista europeo. Una de las técnicas que usa en los años 1920 es la imitación de sonoridades de instrumentos folclóricos típicos por instrumentos europeos convencionales. Maneja los ritmos cubanos con eficacia, aún sin instrumentos de percusión. También utiliza melodías pentafónicas, lo que da la impresión de u estilo primitivo. Su capacidad de asimilación lo lleva a dominar los lenguajes musicales contemporáneos europeos, lo que pone un sello de originalidad a su producción musical.

Perteneciente al movimiento afrocubano y representante del sinfonismo, está considerado el primer compositor que crea una obra verdaderamente nacional. Utilizó ritmos y melodías africanas en la música de concierto.

Escribió música para orquesta, música de cámara, ballet, ópera, teatro, cine, banda, diversos instrumentos, así como para voz y varios acompañamientos.

La obra de Alejandro García Caturla es reconocida tanto en Cuba como en el exterior. En “La música en Cuba”, el propio Alejo Carpentier escribe que, “dotado de verdadero genio, su potencia creadora se manifestó desde la adolescencia en una serie de obras vehementes, dinámicas, incontrolables en su expresión como una fuerza telúrica”.