9.8.6 Isolina Carrillo Estrada

502 0
2

Isolina Carrillo Estrada, compositora y cantante cubana; nació el 9 de diciembre de 1907 en La Habana. Descendía de una familia que estaba vinculada con la música, sus hermanos también tocaban instrumentos musicales y su padre, Crispín Carrillo, tocaba el tres, el laúd, la guitarra y la percusión. Este fue el primer maestro de Isolina, además de que la introdujo en el mundo del arte.
Cuando Isolina, contaba con diez años de edad, debutó como pianista ante el público con la orquesta de su padre, ya que tuvo que suplantar al pianista que se encontraba enfermo. Su preparación musical la realizó en el Conservatorio Municipal de La Habana. Recibió clases de figuras de la música cubana como Graciano Gómez, Juan Elósegui, Piedad de Armas y Joaquín Nin. Además del piano, tocaba otros instrumentos de cuerda (guitarra, laúd, tres); de metales como la trompeta, que estudió con Lázaro Herrera; bongó y órgano, este último con Rafael Palau en la Catedral de La Habana (Calle Empedrado 156, Habana Vieja. La Habana).
En 1917, emprendió su carrera artística, trabajando como pianista suplente de la Orquesta de Calixto Allende, que actuaba en el cine silente Strand; y posteriormente en el Hisperia y el Favorito.
Más tarde, constituyó el septeto femenino, Las Trovadoras del Cayo, donde se desempeñaba como directora y tocaba la trompeta. Con el Conjunto Vocal Siboney, se presentó en diversos países de las Américas como Chile, México, Ecuador, Colombia, Perú y Venezuela; donde también fue directora. Como pianista, Isolina conformó un trío con Vicente González Rubiera (guitarra) y Marcelino Guerra (cantante). También fue parte del Conjunto Tropicuba y el Trío Sepia.
En 1938, comenzó a trabajar en la CMQ radio, y después en la RHC Cadena Azul, donde se mantuvo hasta el año 1952. En esta última, organizó una orquesta gigante de danzones, en ella fue pianista repertorista y acompañante. Asimismo otras radioemisoras contaron con sus servicios como La Voz de Oro y Cuban Telephone Co.
Interpretó variados géneros musicales como la canción lírica, el chachachá, el bolero, el tango y la guaracha, y obras de creadores como Ernesto Lecuona y en ocasiones lo hacía en inglés.
En la década de los años cuarenta, fue donde Carrillo obtuvo el mayor reconocimiento como compositora de boleros, guarachas y sones. Es en esta época, en el año que creó su inmortal y cubanísimo bolero, Dos gardenias. Es uno de los clásicos latinos de todos los tiempos.
El cantante de ópera Guillermo Arronte, llevó a cabo el estreno de esta pieza en la emisora RHC Cadena Azul, luego de ser registrada en abril de 1948, en la Sociedad de Autores de Cuba. Años más tardes el puertorriqueño Daniel Santos la popularizó internacionalmente, con una orquestación de Dámaso Pérez Prado.
Esta obra ha sido grabada en incontables ocasiones y ha formado parte del repertorio de los más variados intérpretes, como Pedro Vargas y Toña, la negra (mexicanos); y versionada por los cubanos Antonio Machín, Fernando Álvarez, Elena Bourke y Omara Portuondo e Ibrahim Ferrer. Convirtiéndose la de Fernando Álvarez un sello inconfundible.
Muchas de sus composiciones se convirtieron en de la música latinoamericana como Fiesta de Besos, Canción sin amor, Increíble y, posiblemente la más famosa de todas sus obras, Dos gardenias.
Isolina Carrillo, dejó su huella en el séptimo arte. Trabajó en diversas salas de cine del archipiélago cubano, para dar voz al período silente. Tiempo después, en México participaó en tres producciones cinematográficas. Grabó numerosos videos para la televisión cubana, en las que dio al piano el protagonismo que merece dentro del medio audiovisual. Ejerció el magisterio entre los jóvenes autores musicales y los cantantes que acudían a su hogar.
En el año 1952, en México, le otorgaron el Premio Ariel, por mantenerse su canción Dos gardenias por dos años consecutivos en la preferencia del público.
Entre sus obras podemos encontrar: Acuarela tropical, Canción sin amor, Castillo de ensueño, Como yo jamás, Cuando me faltas tú, Cuando menos lo pienses, Dos gardenias, Fiesta de besos, Increíble, Ironía, Lejos de ti, Mi lamento, Mi paraíso, No creo en ti, Miedo de ti, Parte de mi vida, Qué mal te portas, Rumor de vida, Sé que lo sabes, Sed de ti, Sombra que besa, Soy tu destino, Te lo advertí, Viviré para quererte.
Isolina Carrillo, falleció el 21 de febrero de 1996, en La Habana.