11.7.1 Teresita Fernández

169 0
3

Teresita Fernández es una reconocida trovadora cubana y autora además de gustadas canciones infantiles; nació el 20 de diciembre de 1930 en Santa Clara, Villa Clara. Cursó estudios de piano pero, muy temprano, se sintió inclinada hacia la canción especialmente transmitida desde la guitarra, en especial a los niños. Sus primeras composiciones aparecen en los años cincuenta.

Con la decisión de abrirse horizontes en la música como trovadora, comenzó su carrera artística con el trío las Hermanas Martí, en La Habana. Realizó su debut en el año 1965 en la Sala Arlequín, uno de los sitios pequeños de La Rampa; encuentro al que asistieron Sindo Garay y Bola de Nieve.

Meses más tarde de su primer recital, Bola de Nieve requirió la presencia de Teresita en las noches del restaurante Monsigneur. Después de una temporada colmada de episodios insólitos alternando con Bola; Teresita comienza a ocupar un espacio propio en El Coctel, otro sitio situado en La Rampa habanera, donde acudía sin distinción una representación de público de todas las edades.

Posteriormente realizó una gira junto a Portillo de la Luz y José Antonio Méndez. Su peña de los domingos, conocida como La peña de los juglares o como muchos llamaban “la peña de Teresita” bajo las yagrumas del Parque Lenin, logró un inusitado nivel de convocatoria.

Sus obras han hecho posible a muchas generaciones, procurar atención a pequeños detalles de la vida que, aún siendo sublimes, usualmente se observan con indiferencia. Su vasto repertorio, casi siempre asociado con la canción infantil, también envuelve boleros, poemas musicales, villancicos y habaneras.

Su disco “Teresita y sus canciones”, sale a luz en los años 60, incluyó los temas: “Muñeca de trapo”, “Dame la mano y danzaremos” (con letra de Gabriela Mistral), “No puede haber soledad” y “Más que triste”.

Entre otras piezas de su autoría se destacan: Canción del mar nº 1; Con acero de tu alma; Cuando el sol; Cuídame tú; El carretón; El grillito acatarrado; El zunzuncito; Lo feo; Peppy (payaso); Tanto como te amé; Titiritero (A una flor) y Vinagrito (Mi gatico Vinagrito).

Una de las más importantes pruebas del talento de Teresita Fernández, fueron los trabajos de musicalización de las Rondas, de Gabriela Mistral, y el Ismaelillo, de José Martí.

Ha realizado numerosas presentaciones desde el año 1988 en escenarios internacionales tales como la Jornada Dariana, en Nicaragua y el II Festival Iberoamericano de Narración Oral y Escénica de Monterrey, México, en el cual alcanzó el Premio Chamán.

En el año 2011, una de las acciones más distintivas de la jornada final de XX Feria Internacional del Libro en la capital, constituyó el homenaje realizado a la cantautora, en la sala Nicolás Guillén, de la fortaleza San Carlos de La Cabaña.

Teresita Fernández posee numerosos reconocimientos entre los que sobresalen: el premio EGREM 1988, la Orden Por la Cultura Nacional, la Orden Rafael María de Mendive, la Medalla X Aniversario de la Nueva Trova, así como la réplica del machete de Máximo Gómez que otorgan las FAR. La artista fue proclamada en diciembre del 2009, como Premio Nacional de Música 2009, el más valioso reconocimiento que conceden cada año el Ministerio de Cultura de la República de Cuba y el Instituto Cubano de la Música.

La cantautora expresó en una entrevista: “Me he presentado en cualquier parte, lo mismo en un teatro, que en la televisión, las montañas o en los barrios más pobres. Realmente no me considero una cantante, sino simplemente alguien que expresa sus sentimientos”.