12.2.1 La Timba.

205 0
default copy

La Timba constituye un término que surgió, dentro del ámbito musical cubano, en la década de los años 90 del pasado Siglo XX de la música cubana, cuya función no es más que denominar la forma de trabajo, original y más contemporánea de la música popular bailable, llevada a cabo por los creadores e intérpretes cubanos. En la actualidad la misma es motivo de grandes polémicas entre los críticos especialistas. Es el fenómeno más importante en la música popular cubana de ese período.

En décadas anteriores, es que encontramos las primeras referencias y raíces del término Timba en Cuba; el cual ha sido muy utilizado para tratar señalados aspectos. Musicalmente, se hallan en determinados componentes que fueron aportados por la legendaria banda Irakere, así como también por la Rumba, debido a que era muy frecuente y habitual el empleo de la frase: la timba está buena. Dicha expresión era utilizada por los espectadores o por los mismos músicos, con el objetivo de manifestar su aprobación a lo que se escuchaba.

Hoy en día el término es usado para hacer alusión a la música popular bailable creada en la década de los años 90 en Cuba, es decir, denomina a un género musical cubano que emergió en ese período.

Entre las características del tratamiento musical que dio lugar a la Timba con el paso de los años, se encuentran las nuevas formas de manipular los planos sonoros y los contrastes rítmicos, la colérica tensión y el empleo de sonoridades agresivas.

Este término ha sido impulsor de numerosas investigaciones y entre los criterios de los distintos especialistas se destaca el del Dr. Danilo Orozco, quien entiende el término Timba, como la caracterización de un intergénero. Se puede decir que este es el punto de vista conceptual de mayor claridad y actualidad sobre la cuestión. La concibe como una fusión que es el resultado de diversos géneros musicales que posee una composición determinada.

Siendo Irakere, del maestro Chucho Valdés, uno de sus antecedentes fundamentales, la orquesta pionera de esta nueva forma de hacer música popular bailable es N.G. la Banda del brillante músico José Luís Cortés, el Tosco, considerado el creador de este ritmo. En sus creaciones se materializa la fusión de géneros como el Son y la Salsa cubana, además de ritmos caribeños y otros ingredientes, teniendo como resultado a la Timba cubana, la cual en sus inicios estuvo determinada por una congregación interestilística.

La Timba es un ritmo de cuatro tiempos, igual que la Salsa, pero a diferencia de esta no presenta síncopas. En la Timba se distinguen la extrema fragmentación del tumbao clásico, la contra-acentuación y la unión de elementos y planos fragmentarios, junto a sonoridades tensas y rudas. Se caracteriza por tener un resultado bien agresivo a cargo de la sección de vientos y de percusión.

El formato instrumental para la interpretación de la Timba debe estar integrado por una sección de instrumentos de viento, conformada por trompetas, trombones y saxofones. La percusión está representada casi en toda su totalidad, con la presencia de la percusión mayor y percusión menor cubana. Piano en el que se realizan los famosos tumbaos, el bajo y cantantes. El canto se observa una influencia del Rap, por lo que éste se torna más declamado, en él a veces se varía la estructura de solo-coro.

Sobresalen del mismo, la sección de vientos, es en estos instrumentos donde se llevan a cabo la ejecución de frases melódicas distorsionadas y por lo general son desarrolladas en los registros más agudos de los mismos. La otra sección que se destaca es la de percusión en la que se realiza un gran trabajo rítmico y agresivo.

Una característica que presenta la Timba y que la diferencia de otros géneros musicales es el tratamiento que reciben los textos de los temas, los que constituyen crónicas sociales, abordan mucho el aspecto de la cotidianidad y de los hechos sociales. Entre los más utilizados se encuentra la relación de parejas y la mujer, así mismo en los temas de la década de los 90, se hace énfasis en la crítica a la mujer con respecto a ciertos comportamientos como el interés material y la prostitución.

Numerosas agrupaciones cubanas de música popular bailable hacen la Timba con mucho sabor, entre ellas cabe mencionar, aparte de N.G la Banda (que se considera la iniciadora) a: Los Van Van del maestro Juan Formell, La Charanga Habanera que es dirigida por David Calzado y Bamboleo de Lázaro Valdés, entre muchas otras.

La Timba cubana es considerada el primer movimiento inaudito de la música popular bailable cubana, capaz de captar la simpatía internacional que se ha suscitado desde la década de los años 50. La misma, a partir del período en el que fue concebida, ha estado presente en todos los escenarios cubanos y extranjeros, ganándose la predilección del público.