3.3 Aportes de la música española a la música cubana.

215 0
3.3 La guitarra constituyó un aporte fundamental a la música cubana

Como resultado del establecimiento hispánico en Cuba, llegaron a la isla españoles procedentes de diferentes regiones (andaluces, canarios, castellanos, leoneses, navarros, y vascos), posteriormente también arribaron asturianos, gallegos y catalanes. Tenían diversas profesiones, se encontraban militares, sacerdotes, comerciantes, agricultores, artistas y aventureros. La venida de los mismos, dio inicio a un proceso de población, produciendo cambios en el ámbito social y cultural de nuestro país e influyendo notablemente en la música cubana.

Los españoles trajeron consigo su música, y con ella sus instrumentos, cantos y melodías. De España proceden varios de los géneros musicales cubanos, entre los que se destacan nuestros actuales cantos de cunas e infantiles, los cantos de Altares de Cruz, el Punto Guajiro y las parrandas navideñas de barrio, entre otros.

La música española, aportó a la música cubana las estructuras melódicas y los instrumentos de cuerda pulsada, entre los que se acentúa la guitarra española, también conocida como guitarra clásica o flamenca. Aportes como el acompañamiento del cajón, las castañuelas, el palmeo y el taconeo, son utilizados en la actualidad por grupos que hacen música flamenca en Cuba.

Los hispánicos además introdujeron en Cuba las formas literarias, tanto orales como escritas tales como la décima y la cuarteta, de suma importancia para la música cubana ya que las mismas se emplearían más tarde en géneros primordiales como la Rumba. Sus cantos y versificación se hacen en cuartetas o décimas. La décima ha sido fundamental en la composición e improvisación de nuestro pueblo.

Los españoles, desde los principios de la colonización, crearon bandas de música militares que derivaron escuelas de música para los nacidos en Cuba.

Todos estos elementos intercedieron de manera directa o indirecta en el proceso de conformación de una música cubana.