8.2.2 La Habanera.

245 0
2

El género habanera, tiene un origen especialmente de la Ciudad de La Habana, donde adquiere un notable desarrollo en su puerto de mar y en general en toda su zona costera. Se considera como un género musical de canciones de marineros o de pescadores por sus abundantes temas con relación al amor y su vinculación al mar. Las habaneras son originadas a partir de las Contradanzas o en la Danza Criolla.

Durante todo el siglo XIX en Cuba, fueron las voces de los humildes trabajadores del mar los que llevaron las melodías y poesía triste de la bandera en sus pequeñas y frágiles embarcaciones de pescadores y en sus barcos cargados de mercancías a España y a toda la América. En la Península, el género Habanera cubana subraya directamente su influencia española pasando de esa manera a algunos países de Europa.

Gracias a la Habanera cubana, con sus líneas melódicas escritas en tonalidades mayores y menores y textos claros y descriptivos, se han podido conocer parte de la historia, logros y frustraciones amorosas de nuestros hombres sencillos de pueblo. Permitió que penetrara el romanticismo de la poesía española en Cuba.

La Habanera se caracterizó, por su lirismo melodioso, y un cadencioso balance de su estructura ritmática. Se escribe en compás de 3/4; tiene además una introducción que precede sus dos partes de ocho a dieciséis compases cada una. Su métrica es binaria y regular, aún si adopta alguna variante en su primer tiempo.

Luego, al transcurrir el tiempo este género fue quedando como un género vocal. Como un ejemplo de Habanera cantada tenemos la nombrada “Habanera Tú”, del compositor Sánchez de Fuentes. Entre sus obras figuran además Linda Cubana, Mírame así, Corazón, Vivir sin tus caricias, Por tus ojos, entre otras muchas piezas renombradas.