8.3 Vigencia del Danzón en la música cubana.

181 0
default copy

El Danzón surge en medio de la creatividad musical de los autores cubanos, como el baile nacional, que no marcó una época específica, porque según se tocó y se danzó desde los tiempos remotos, luego del ritmo escrito por Miguel Faílde, en Matanzas denominado Las Alturas de Simpson, los cubanos continuaron tocando y bailando de igual forma, con el primer sonar de los güiros o las claves.

Con la aspiración de rescatar este género a lo largo del país, en los años 70 y 80 del pasado siglo, comenzaron a expandirse grupos de danzoneros, quienes han mantenido la tradición y la autenticidad de esa música surgida en los dominios matanceros, pero que, a pesar de que se escuchó por primera vez hace casi dos siglos, aún atrae el interés de muchos jóvenes.

Con la creación de círculos en casi todas las provincias del país, además de festivales provinciales, nacionales y uno con carácter internacional, florece en Cuba un importante movimiento denominado Amigos del Danzón.

El Festival del Danzón “Antonio María Romeo”, que tradicionalmente se celebra cada año el municipio de Diez de Octubre, se efectúa en la Casa de la Cultura Raúl Gómez García (Calzada de 10 de Octubre No 1302, Víbora, Ciudad de la Habana) de esa municipalidad.

La edición de este año, constituyó la decimoséptima de este evento y estuvo dedicada a los 130 años del surgimiento del que es considerado el Baile Nacional Cubano.

También se realizó un evento teórico en el que participaron musicólogos, instructores de arte, e investigadores que intercambiaron acerca de la historia del Danzón, su vigencia y algunas propuestas para mantener viva la tradición del género. El festival además incluye una competencia de baile por parejas.

Para preservar y fortalecer la tradición del Danzón, se comenzaron a celebrar, los festivales “Antonio María Romeo”, y cada año la convocatoria aviva el interés de los habitantes del territorio y otras localidades y junto a este el entusiasmo que es un rasgo característico del cubano. Por lo que a cada nueva edición responden una cifra mayor de personas motivadas por el certamen.