8.5.6 José Marín Varona

213 0
3

José Marín Varona, profesor, compositor y director cubano de orquestas y bandas militares; nació el 10 de marzo de 1859 en la ciudad de Camagüey. Emprendió sus estudios musicales con el profesor Mariano Agüero en su ciudad natal. Desde muy joven estableció su residencia en La Habana.

Dirigió junto al maestro Modesto Julián, la orquesta de uno de los principales escenarios habaneros de la época, del teatro Albisu.

Varias de sus composiciones se dieron a conocer mediante la interpretación de la compañía de bufos, la cual era dirigida por el actor Gonzalo Hernández, en los teatros Albisu e Irijoa. Entre ellas: De Guanabacoa a La Habana, Ábreme la puerta, Concha o los tres magos y La ganzúa de Juan José.

Su zarzuela El brujo, fue estrenada con un notable éxito en el Albisu, en el año 1896. El éxito de la misma fue debido a la canción Es el amor la mitad de la vida, con letra de J. R. Barreiro. Esta es la obra de Varona más popularizada y ha formado parte del repertorio de incontables intérpretes del género lírico y formaciones corales a lo largo de muchas generaciones de músicos cubanos.

Poco tiempo después de este estreno, tuvo que emigrar a Cayo Hueso, Estados Unidos, ya que por sus ideas independentistas había recibido amenazas del gobierno colonial español. En este período colaboró con publicaciones locales, a través del periodismo y la crítica de música.

En el año 1899, Marín retornó a tierras cubanas y llevó a cabo el estreno nuevas obras en el teatro Alhambra, como la zarzuela La guaracha, en 1902. En el Alambra, se desempeñó desde su fundación y hasta 1912, como director de su orquesta y compartió dicha labor con el maestro Rafael Palau en la etapa de consolidación de la compañía El Lope Cubano, dirigida por Regino López.

En 1900, obtuvo un premio en la Exposición Universal de París, por sus danzas para piano tituladas: Tropicales; y en 1901, en la Exposición Panamericana de Buffalo, Estados Unidos, fue premiado su vals de concierto Esperanza.

Instituyó y dirigió la Banda del Estado Mayor del Ejército, en 1902, tras la proclamación de la república y en 1905, la Banda del Cuerpo de Artillería. Para estas, escribió y arregló música patriótica, como los himnos Tributo al Maine, Himno para Yara, Huérfanos de la Patria, Gobernador Magoon y La Independencia, entre otras.

Asimismo constituyó la revista Cuba Musical, donde cultivó la crítica y también colaboró en otras publicaciones de manera sistemática. El entorno musical habanero de los primeros años del siglo XX, fue plasmado en sus crónicas y reseñas. Laboró como pedagogo en el Conservatorio Municipal de La Habana y fue miembro de la Academia Nacional de Artes y Letras, donde presidió durante años la Sección de Música. Escribió un Tratado completo de Teoría Musical.

En 1911, tuvo lugar su último estreno teatral, con la zarzuela Las maniobras militares, en el Alhambra. Esta contó con libreto de Federico Villoch y constituyó un éxito fabuloso para la compañía teatral de Regino López.

El estreno de su obertura Patria, dedicada al prócer Ignacio Agramonte, se realizó durante los actos por la develación del monumento moldeado a su memoria en la Plaza Mayor de la ciudad de Camagüey. En esta ocasión dirigió la Banda del Cuartel General de la República, el 24 de febrero de 1912.

Sus obras han sido interpretadas por grandes figuras de la música como Chalía Herrera, soprano cubana que grabó varias de ellas. También bajo la batuta de Luis Casas Romero, la Banda del regimiento de Infantería en 1916, grabó cuatro piezas de la serie moldeado para la firma discográfica RCA Víctor (Esperanza, Ensueños, Novelita e Íntima), en arreglos para banda.

Eduardo Sánchez de Fuentes en su libro Folkorismo, publicado en La Habana en 1928 expresó su respeto y admiración por este músico: “En el género romántico y entre los compositores hispanoamericanos, Marín Varona ocupa por derecho propio puesto de honor”.

Fue un gran compositor de zarzuelas, canciones y obras para piano. Entre las mismas encontramos: Any name, Canto de amor, Desde el mar, El mar de Levante, El 20 de mayo, La puerta de mi bohío, La flor marchita, Mi patria, Serenata criolla, La perla de las Antillas, Siempre tú, Tu amor es mi ventura y Tu canción, entre muchas otras; para (voz y piano).

El 10 de octubre (opereta); El crimen de Batabanó (juguete cómico); Esperanza (vals); Tropicales (danzas para piano).

José Marín Varona falleció el 17 de septiembre de 1912, en La Habana.