9.12.3 César Pérez Sentenat

537 0
default copy

César Pérez Sentenat, pedagogo, pianista y compositor cubano; nació el 18 de noviembre de 1896 en La Habana. Fue discípulo de José Molina en las asignaturas de teoría y solfeo; y de piano de los profesores Antonio Saavedra, Rafael Serrano y Hubert de Blanck.

Estudió en París con los maestros Joaquín Nin Castellanos y Saint-Requier, de la Schola Cantorum, de 1913 y hasta el año 1922. A su llegada a Cuba, emprendió a laborar como profesor de piano y armonía, en el Conservatorio Nacional.

Junto a Gonzalo Roig y Ernesto Lecuona, intervino en la fundación de la Orquesta Sinfónica de La Habana, en la que se desempeñó como pianista y secretario general. Asimismo participó junto a Amadeo Roldán en la fundación de la Orquesta Filarmónica de La Habana, en 1924.

Fue profesor de piano del Conservatorio Municipal de La Habana, por un período de quince años, fue nombrado director de este centro en 1931. Contribuyó también en la instauración de la Escuela Normal de Música de La Habana, con Roldán y amplió los cursos, programando una enseñanza nocturna.

César Pérez, fue nombrado inspector provincial de música de La Habana en el año 1945 y en 1949 inspector general de música del Ministerio de Educación, donde laboró hasta 1952.

En 1961, asumió la cátedra de piano y dirección del Conservatorio Guillermo Tomás (San Juan Bosco No. 57, Guanabacoa. La Habana), ubicado en Guanabacoa. En 1965 fue elegido como director general de música del Consejo Nacional de Cultura (CNC), y presidente de la Comisión de Reforma de la Enseñanza Musical.

En su trabajo “Métodos Generales para el aprendizaje de la música en la escuela primaria”, Sentenat muestra una serie de proyectos aplicables según las necesidades del propio proceso, además, da a conocer algunas indicaciones metodológicas que ejemplifican cómo se introducen convenientemente los procedimientos en una clase.

Uno de los aportes que hizo a la música cubana y a la enseñanza musical en Cuba, fue la serie didáctica de música para piano, por la necesidad de crear materiales que mostraran dificultades específicas en el aprendizaje del instrumento.

Su producción musical fue pequeña, la misma estuvo dirigida por un sentido didáctico y por una sencillez estructural, enmarcada en un nacionalismo con acento en lo rural.

Entre sus obras para piano se encuentran: “Suite cubana en sol menor”, “Preludios en todos los tonos”, “Cuatro estampas para un pionero”. Para voz y piano: “Martianas”, “Tres canciones campesinas”, “Tríptico de villancicos cubanos”.

De su obra denominada Tríptico de villancicos cubanos, se hizo una grabación en disco en la década de los años 50.

César Pérez Sentenat dirigió su último concierto de piano en 1972, en el Palacio de Bellas Artes de La Habana (Calle Trocadero e/ Zulueta y Monserrate, La Habana Vieja. La Habana). Falleció el 4 de mayo de 1973.