La Avellaneda regresa a Cuba en su bicentenario

392 0
Picture

Uno de los sucesos culturales de mayor relevancia que conmemoramos en el 2014 es el bicentenario del natalicio de la escritora cubana Gertrudis Gómez de Avellaneda. Y decimos cubana; pero también latinoamericana, española -por sus más de 20 años de permanencia en España, que sin embargo no la desarraigaron espiritualmente de la Isla – y universal, por ser dueña de una estética que dejó su impronta no solo en la poesía sino también en el teatro y en la novela hispanoamericana, así como de una cosmovisión que reivindicaba el papel que debía ocupar la mujer en la sociedad, a contrapelo de las concepciones imperantes en su época.

Por la importancia de la personalidad y el legado de Tula, como también se conociera a la escritora, la Asociación Internacional de Literatura y Cultura Femenina Hispánica celebra su XXIV congreso en torno al tema “En el bicentenario de Gertrudis Gómez de Avellaneda. Legados de creación femenina”. El evento comenzó el 10 de noviembre y se extenderá hasta el próximo día 14, entre las 9:00 a.m. y las 5:00 p.m., en el Hotel Nacional de Cuba, con la cooperación del Instituto de Literatura y Lingüística y otras instituciones de carácter nacional.

El  Congreso cuenta con un amplio programa que incluye debates teóricos, conferencias, la puesta en escena de obras de la Avellaneda, venta de libros y la entrega de los Premios Victoria Urbano 2014, vinculados al trabajo académico y creativo en torno a los estudios de género. Entre las actividades programadas se encuentra la lectura dramatizada de “El árbol de los gatos”, obra aun inédita de la escritora Elaine Vilar Madruga.

De especial relevancia ha sido la entrega a la Biblioteca Nacional de Cuba de la edición facsimilar de un álbum de autógrafos confeccionados por la Avellaneda, donde aparecen frases de su puño y letra sobre los autores y sus cartas, las cuales permiten revelar otras aristas de la vida y las concepciones personales de la escritora. El director de la Institución, Eduardo Torres – Cuevas, agradeció el gesto, acorde con la misión de la Biblioteca de preservar el patrimonio cultural de la Isla, en este caso rescatando un valiosísimo documento.